El muestreo de calibre y manos en banano es cosa del pasado

3 de cada 25 racimos son muestreados para medir el calibre en segunda mano y cantidad de manos por racimo ¿Es este muestreo estadísticamente confiable? ¿Qué pasaría si en la actualidad pudiera medirse estas variables en el 100% de los racimos cosechados? A continuación, te lo contamos.

CALIBRE EN SEGUNDA MANO
Dejando a un lado el barrido, cosechar racimos con calibre por debajo de lo recomendado y/o con sobre grado y procesarlos es un crimen económico. Es una variable tan sensible que una mala práctica afecta directamente en la productividad (bajo calibre) y en la calidad (sobre grado) por ende en dólares de manera significativa.

En la siguiente gráfica muestra un ejemplo real de cantidad de racimos cosechados agrupados por el grado de calibre en segunda mano. Estos racimos tenían 12 semanas de edad (no era el barrido). Podemos observar más de 100 racimos cosechados con calibre 42 hasta 38. De igual manera, algunos racimos entre 46 y 48.

¿En verdad estamos dispuestos a seguir manejando un muestreo y no administrar información absoluta? Como lo mencionamos en el post anterior de por qué controlar el pesado de cajas, “trust but verify” hay que confiar en nuestro personal, pero más importante es verificar, porque “este negocio es de centavos”.

CANTIDAD DE MANOS POR RACIMO
Los racimos que cosechamos diariamente no son para nada homogéneos ni en peso, ni en cantidad de manos inclusive dentro de un mismo lote. En la siguiente gráfica podemos ver un ejemplo real de la cantidad de racimos cosechados agrupados por la cantidad de manos. Como muestra la gráfica vemos racimos de 5 hasta 14 manos. Estamos hablando de 9 puntos de diferencia.

¿Realmente el muestreo de cantidad manos por racimo representa el universo total cosechado? La diversidad y heterogeneidad inclusive entre lotes de una misma finca hace que no sea factible ni confiable comparar el peso promedio de racimos cosechados teniendo en cuenta que estos racimos no tienen la misma cantidad de manos.

Gracias a la nueva metodología de pesado de racimos usando las balanzas electrónicas  recomendadas permitiendo captar el 100% de los datos de calibre en segunda mano y en cantidad de manos por racimo, nos da la oportunidad de poder dividir el peso del racimo para la cantidad de manos, el resultado será un peso promedio de manos por racimo. De esta manera la comparación de peso entre un racimo y otro, tendría más sentido.

El poder eliminar un muestreo a cambio de información absoluta sin alterar el proceso actual (más bien haciéndolo más eficiente), y que el procesamiento de información sea automatizado y en tiempo real y poder verlo en una plataforma BI versátil, te da un universo de oportunidades de análisis en donde podrás tener nuevos índices, tendencias y patrones que permiten conocer más a profundidad tu cultivo, de tal manera que puedas tomar decisiones minimizando el margen de error y creando nuevas oportunidades de mejora para ser más productivo.

Fuente: Procesos IQ

Leave a Reply

Your email address will not be published.

English EN Portuguese PT Spanish ES