Brasil: Nuevo sistema de maduración de banana en salas de atmósfera controlada

La producción brasileña de banana se dirige totalmente al mercado interno. Los precios locales son beneficiosos ya que hay suficiente demanda. Desde 2016, hemos madurado bananas en cámaras de atmósfera controlada. Siempre buscamos nuevas tecnologías para nuestras frutas, ya que sabemos que una mejor fruta dará como resultado mejores ventas y menos desperdicios”, dice Sandro Cypriani, de Frutas Fava en Brasil.

Sandro explica que todo comenzó en el año 2010, cuando buscaron nuevos sensores de gas en Europa. “En Brasil sólo hay una pequeña oferta de estos sensores, debido a los altos precios por los altos impuestos. Las empresas especializadas en Brasil no están dispuestas a invertir en esto, ya que los volúmenes de ventas son bajos en relación con los altos costes de inversión. Por lo tanto, decidimos buscar en otro lugar, en el mercado externo. Fue entonces cuando conocimos a un distribuidor en los Países Bajos, que utilizaba cámaras herméticas para el sistema de climatización”.

“Vivimos en un mundo sostenible, por lo que comenzamos a pensar en el alto consumo de energía que empleamos para enfriar la cámara cada vez que se abre. También vimos la necesidad de reducir el CO2 dentro de las cámaras y la cantidad de etileno que debía restaurarse cada vez. Comenzamos una investigación para incorporar una atmósfera controlada, con absorbedores de CO2, humedad, oxígeno, etileno y control de temperatura dentro de la cámara”, continúa Sandro.

Sandro Menciona que tener un alto contenido de etileno con una alta temperatura dentro de las cámaras hace que la fruta sea más ácida. “Después comenzamos a estudiar dónde ocurría esto y cómo podíamos automatizar los sistemas con los datos recopilados a lo largo de los años, ya que llevamos distribuyendo bananas desde los años setenta. La banana es una fruta climatérica y, por lo tanto, el proceso de maduración continúa después de la cosecha. En cuanto las frutas respiran, se estimula ese proceso”.

Fue entonces cuando comenzaron a trabajar con la última tecnología para salas de maduración y almacenamiento de fruta con paneles aislantes, sistema de enfriamiento sin amoníaco, amortiguadores de gas, filtros, sensores de temperatura, nebulizadores que mejoran la humedad y cortinas. “Todo esto se convirtió en un sistema sostenible con un menor consumo de energía y menos desperdicio”. Notamos que las frutas tenían una pulpa más ligera, niveles más altos de Brix, el nivel de acidez disminuyó y la pulpa permanecía consistente durante más tiempo. Otro beneficio, es que podemos tener los frutos en las cámaras por un período más largo. Además, los 5 días que usamos para la maduración, podemos guardar las frutas en cámaras de atmósfera controlada”.

“Hoy tenemos 42 salas, de las cuales 18 tienen este nuevo sistema. Este año comenzamos la reforma de las salas restantes. Nuestros clientes ven el resultado de nuestras inversiones en los estantes. La fruta tiene una coloración más uniforme y una vida útil más larga. Esto nos permite ofrecer bananas a nuestros consumidores finales con el color que prefieren, concluye Sandro.

Fuente: Fresh Plaza

Leave a Reply

Your email address will not be published.

English EN Portuguese PT Spanish ES