fbpx

Producción de banano orgánico en la República Dominicana

La República Dominicana es el mayor productor mundial de banano orgánico, representando más del 55% de la producción mundial de banano orgánico. A pesar de ser un jugador relativamente pequeño en el mercado bananero mundial, la República Dominicana se destaca como su fuente más importante de banano orgánico, por lo que es una demostración útil de métodos comunes de implementación, sus resultados y de los desafíos que enfrentan los productores que desean cambiar a métodos orgánicos. La producción de banano se concentra en las provincias noroccidentales de Valverde y Monte Cristi, y las provincias meridionales de Azua y Barahona.

En 2015 el país contaba con cerca de 12 000 hectáreas de banano orgánico y exportaba más de 240 000 toneladas (más de 150 millones de dólares). Más del 50% de las exportaciones de banano fueron orgánicas, producidas por más de  1 000 productores. Aproximadamente el 95% de las exportaciones dominicanas de banano orgánico se envían a la Unión Europea, representando casi el 50% de su oferta.

Factores que influyen en el desarrollo de la producción de banano orgánico en la República Dominicana:

  • Baja incidencia de Sigatoka Negra;
  • Disminución en el uso de insumos agrícolas;
  • Gran demanda de mercado de banano orgánico, especialmente en Europa;
  • Mejores precios de mercado;
  • Preocupaciones ambientales en la industria bananera, favoreciendo el desarrollo de una producción sostenible;
  • Disponibilidad de recursos de la comunidad internacional y ONGs para promover el sector.

 

Ejemplo de BANELINO
BANELINO es una asociación que representa a más de 320 pequeños productores en el noroeste de la República Dominicana (Montecristi y Valverde), creada en 1996. Los productores de la asociación trabajan por la buena gestión de los recursos naturales, la conservación del medio ambiente y precios justos para mejorar las condiciones de vida de las familias y comunidades.

El 85% de la producción de banano de BANELINO es orgánica.
La producción de BANELINO representa cerca del 10% del sector bananero en la República Dominicana (25 mil cajas / semana).
El 90% de los productores de BANELINO tienen fincas de 3,5 hectáreas en promedio, equivalentes a más de 1 200 hectáreas de producción total.

Las acciones realizadas por los productores de BANELINO incluyen:

  • Cambiar a productos agroquímicos certificados y aprobados.
  • Limpiar los campos de otras especies, removiendo las plantas de competencia, malezas y huéspedes de las plagas y enfermedades.
  • Plantar «calles» de 10 metros de ancho a 90 metros de las filas de plantas de bananos, acogiendo numerosas otras plantas frutales con diferentes estructuras radiculares y tipos de follaje. La plantación de diferentes especies en estas «calles» ayuda a identificar las mejores plantas para áreas específicas y composiciones del suelo.
  • Sembrar cultivos junto a bananos como cacao, cítricos, mango, aguacate y guayaba.
  • Los cultivos de cobertura también fueron plantados extensivamente. Se utilizaron Vigma (fríjoles y leguminosas), Crotalaria (legumbres y hierbas), Canavalia (forrajes y leguminosas) y Arachis (leguminosas), sembradas tanto durante el establecimiento del campo como durante toda la temporada de crecimiento.

Control de plagas
Las plagas y enfermedades que afectan a las plantaciones de banano orgánico en la República Dominicana incluyen:

1.    Trips común (Frankliniella parvula) y de mancha roja (Chaetanaphothrips orchidii)

Control: Utilizar insecticidas orgánicos a base de capsaicina, nim, ajo o canela, jabones saponificados o potásicos y microorganismos saturados en el suelo.

2.    Picudos (Cosmopolites y Metamasius)

Control: Trampas, o con los hongos entomopatógenos Beauveria bassiana y Metharhizium anisopli en presentaciones comerciales orgánicas certificadas.

3.    Sigatoka Negra

Control: Eliminación de las hojas infestadas, Melaleuca, ácido cítrico, potasio, microorganismos antagonistas y aceites.

4.    Pudrición del pseudotallo por bacterias como Erwinia

Control: aplicaciones de cúpricos y microorganismos antagónicos se utilizan para reducir el impacto.

5.    Radolphus similis

Control: Manejo de la materia orgánica del suelo, riego por inundación, inoculación del suelo con microorganismos o nematicidas como Phacelomices spp.

Resultados
La práctica de plantar calles ha dado como resultado la cohabitación de varias especies, permitiendo la creación de un sistema sostenible, logrando los siguientes resultados:

  • Aumento de la producción de banano a pesar de la reducción de las zonas de plantación;
  • Control eficaz de plagas y enfermedades;
  • Mejora de la calidad del suelo mediante mejores condiciones de humedad y temperatura del suelo;
  • Mayor eficiencia hídrica en el proceso de riego;
  • Aumento de la materia orgánica del suelo;
  • Mejor manejo nutricional de la planta;
  • Ingresos adicionales por las otras especies plantadas, que también son orgánicas. En el caso de asociar bananos con cacao, es importante considerar que existe una relación beneficiosa entre las Musáceas y el cacao, ya que las plantas de banano son polinizadores de cacao.
  • Se han realizado experimentos de implementación de sistemas apícolas dentro de la parcela, utilizando las calles para colocar las cajas y cultivar miel multiflora, la cual es muy apetecida y valorada en el mercado. El uso del riego para completar los requerimientos hídricos del cultivo principal permite la disponibilidad de flores durante todo el año, creando un lugar ideal para este tipo de explotación.

Retos
Es necesario realizar estudios que permitan evaluar, validar y cuantificar el impacto real de los métodos utilizados en la producción orgánica. Algunos de los temas que necesitan ser estudiados son:

  • El efecto de la cobertura en el control biológico del trips. La utilización de coberturas crea un lugar propicio para el desarrollo de organismos que reducen las poblaciones de trips.
  • Mejorar las condiciones para la reproducción de los hongos entomopatógenos, para disminuir el número de larvas y adultos de picudo.
  • Incremento de la vida y calidad del suelo. Mejoramientos de las poblaciones de bacterias, actinomicetos y hongos aparentan disminuir los niveles de inóculo en las hojas infectadas por Sigatoka.
  • Disminución del estrés hídrico por la conservación de la humedad. El estrés hídrico provoca varios problemas, incluyendo susceptibilidad a patógenos.
  • La presencia de mayor cantidad y tipos de raíces hace que el daño ocasionado a las raíces por los nemátodos se distribuya. Sería beneficioso encontrar poblaciones de nemátodos suficientemente representativas para evaluar su efecto total sobre los sistemas radiculares.
  • El país es altamente susceptible a los factores del cambio climático y a las variaciones climáticas, afectando significativamente los rendimientos, la salud del suelo y los medios de vida de los agricultores bananeros.

Referencias

1 Potts, J., Lynch, M., Wilkings, A., Huppe, G., Cunningham, M., Voora, V.  2014. The state of sustainable initiatives review 2014: Standards and the Green Economy. 97-118 pp.

2 Ministerio de Agricultura. Sector Bananero Dominicano

3 FAO. 2013. FAO Realiza TallerInternacional sobre Estrategia de Mercado del Banano Dominicano

4 FreshFruitPortal. 2011. Black Sigatoka Fungus Hits Dominican Republic’s Bananas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *